La Feria de todos los Santos en Chalatenango

La Feria de todos los Santos es una tradicional celebración que se desarrolla en Chalatenango del 26 de octubre al 2 de noviembre desde hace más de dos siglos.

Historia

En sus inicios, que datan desde 1801, esta feria era conocida con el nombre de “Feria del Añil”, debido a la abundante producción de añil que se daba en el país.

Los productores y personas que elaboraban y decoraban artículos con los tintes derivados de la planta de jiquilite, nombre con que también era conocida popularmente la planta del añil, se reunían para comercializar sus productos en este lugar.

La Feria de todos los Santos en Chalatenango

Chalatenango era un sitio de gran movimiento comercial y desde la primera semana de octubre iniciaban las celebraciones. Esta ocasión era aprovechada por comerciantes de diferentes países centroamericanos, e incluso de Ecuador, para adquirir el colorante en grandes cantidades, los cargamentos eran llevados en carretas hasta los muelles, desde donde eran trasladados en barco hacia diferentes naciones.

En pocos años, se formó una tradición y durante el tiempo que duraba la famosa feria, la cabecera departamental pasaba a ser el principal centro de comercio y entretenimiento de El Salvador.

Algunas de las principales actividades que se desarrollaban eran: la presentación de artistas locales y extranjeros, ventas de comidas y los desfiles de la banda regimental, siendo ésta la máxima atracción.

Lee también:   El Judas del viernes santo

Pero para aquellos más bohemios también había diversión en las llamadas “Rumbas”, que eran habitaciones temporales elaboradas de zacate y ubicadas en los alrededores del parque central y de la ciudad. En ellas se vendían refrescos, bebidas alcohólicas, y además habían mujeres para aquellos que buscaban otra forma de diversión.

Los famosos portales de la ciudad eran utilizados para la comercialización, ya que habían sido diseñados pensando en ésta actividad y para que los visitantes de la feria pudieran pasar la noche.

La presencia de grupos de personas conocidas como “Hungueros”, llamados popularmente gitanos, era muy notoria. Estos hombres y mujeres se movilizaban por las calles de la ciudad, visitaban las casas de los lugareños o se ubicaban en lugares concurridos. Su labor consistía en leer las manos, vender amuletos para la mala suerte y el amor, predecir el futuro y leer las cartas.

El añil perdió terreno cuando surgieron colorantes artificiales. Pero la Feria de Todos los Santos aún generaba una importante actividad comercial en la ciudad, el comercio se fue haciendo de toda clase de productos como piedras de afilar, ropa, sábanas y muchos otros.

La falta de apoyo a las tradiciones de parte de las autoridades locales y la guerra son señaladas como las causas de que la celebración haya perdido solemnidad.

Lee también:   San Juan Bautista, patrono de Chalatenango

Con el tiempo, el añil ya no tuvo el poder económico de las décadas anteriores y la tradición se modificó.

Feria del Añil, Feria de los Santos

Actualidad

En la actualidad, “La Feria del Añil”, ha perdido parte del carácter que la identificaba debido a la disminución en la producción del añil; sin embargo, la celebración aún sigue vigente en la vida de los chalatecos bajo el nombre de la “Feria de los Santos”, por coincidir con otra de las celebraciones mas populares, el día de los Santos y el día de los difuntos que se celebran el uno y dos de noviembre respectivamente.

Estos días en Chalatenango, todavía se puede apreciar la venta de artículos para el hogar, de ropa, de comidas y golosinas, dulces artesanales, juegos mecánicos, exposiciones y artesanías.

La Iglesia Católica no participa en las actividades por considerar que son sólo comerciales y de diversión, sin fondo religioso. Sólo se realiza una misa y una procesión en honor de los fieles difuntos el 2 de noviembre, actividades según con las cuales concluye esta feria.

La Feria de Todos los Santos, tal como se celebra actualmente en Chalatenango es tan solo un reflejo de lo que era hace dos siglos, cuando todas las actividades giraban en torno al añil… sin embargo sigue siendo una tradición. Algo nuestro…


3 comentarios

  1. Maritza de benutez dice:

    Quiero comprar añil en polvo porfavor comunicarse

  2. Mauricio Molina dice:

    Buen día

    Estoy en la busqueda de un vendedor de añil en polvo, compro por kilo, favor de
    enviar sus datos a mmolina0603@hotmail.com, me estare comunicando posteriormente
    para acordar negociación ya que es urgente.

    Mauricio Molina

  3. Carlos R. Ayala dice:

    Una pequeña correción…NO se les llamaba “hungueros” a los gitanos sino “húngaros” (con tilde en la “u”) pues se creía que venían de Hungría…

contadores