La indiada Calvareña

Año con año, en el Barrio El Calvario de Chalatenango son celebradas las fiestas del lugar en honor al señor de las misericordias. El día principal de las festividades es el último sábado del mes de enero.

Durante el transcurso de las fiestas llama la atención una tradición que es repetida cada año y en la cual participan muchos de los habitantes del barrio para seguir manteniendo viva la memoria de nuestros antepasados.

Esa tradición es la de los indios del Barrio El Calvario, la danza de los indios, la indiada Calvareña o simplemente Indidada. Estos son algunos de los nombres con que se le conoce.

Artículo relacionado: Historia de los indios del barrio El Calvario.

La tradición consiste en que, adultos jóvenes y niños del barrio, pintan sus cuerpos con carbón, a modo de asemejar la piel negra de los indios, además usan solamente taparrabos, plumas de aves, bastones y otros accesorios indígenas para representar las modas de aquella época.

La danza de los indios del Barrio El Calvario

El punto principal del ritual, es el agradecimiento a Pachamama (voz indígena que en nuestro idioma significa “madre tierra”) que hacían los indígenas por un año de cosechas que habían obtenido y así mismo pidiendo para que el año presente fuera productivo, es una mezcla de fe y esperanza.

El recorrido por la ciudad de Chalatenango, es realizado por los indios y una multitud de personas que los acompañan durante las siete estaciones que dura el ritual.

Este año, han pasado por el atrio de Catedral, el Barrio El Chile, Barrio San Antonio, hasta llegar finalmente al Barrio El Calvario. En cada estación que realizan, encienden fuego al centro y al rededor se sientan todas las personas que participan como indios.

Al finalizar, los indios del Barrio El Calvario son conducidos al Río Tamulasco para limpiar el carbón aplicado en el cuerpo.

Sin duda la tradición seguirá por muchos años más, ya que los habitantes del barrio han puesto empeño en seguir manteniéndola viva a través del tiempo.

2 Comentarios

  1. anonimo 7 de diciembre de 2016
  2. Anonymous 2 de enero de 2013

Deja un comentario

contadores