La entrada de Las Palancas

La entrada de Las Palancas es una de las tradiciones de Chalatenango que ha permanecido por muchos años  como parte de nuestra riqueza cultural, sin embargo también tiene un significado simbólico que vale la pena conocer.

La entrada de Las Palancas

“Las entradas” se realizan en el transcurso de las fiestas patronales de Chalatenango, en honor a su patrono San Juan Bautista; específicamente se realizan de la víspera, es decir el día 23 de junio cada año. Por lo general las Entradas se realizan como una forma de agradecimiento a la tierra por recoger sus frutos.

Cada sector católico colabora en esta tradición recolectando frutas que luego serán llevadas hasta el atrio de la Catedral para venderla entre los asistentes. Entre estos sectores católicos participan Veracruz, Totolco, Los Amates, San José, El Chuptal y San Antonio, entre otros.

Cada sector se encarga de preparar sus palancas, que por lo general se hacen con una vara de bambú a la cual se le amarran las frutas, pero también se pueden incluir verduras, granos básicos y en ocasiones animales como gallinas o pollos.

Cabe destacar que estos alimentos son reunidos en cada comunidad y posteriormente las palancas son cargadas por las personas del sector.

El día de la celebración, la tradición es acompañada por la banda regimental del Destacamento Militar Número 1 y los viejos enmascarados que se encargan de animar.

Primero llegan hasta la entrada de la ciudad a traer una procesión donde están las comunidades de ese sector (Veracruz, Totolco, Las Mesas, San José); posteriormente van hasta San Antonio y finalmente hasta el sector del cancha de La Maraña (El Chuptal).

Por último las palancas son colocadas sobre una mesa donde decenas de asistentes pueden comprar dichos frutos, a los mismos precios normales del mercado o incluso más bajos. El dinero reunido es donado a la iglesia.

Un comentario

  1. daniel orellana 2 de julio de 2015

Deja un comentario

contadores