Las cascadas de Dulce Nombre de María

Dulce Nombre de María, es un pueblo de Chalatenango rodeado de montañas y cerros que esconden en sus entrañas inexplorados parajes naturales.

Chorro blanco

A 21 kilómetros de distancia del pueblo, recorriendo una calle polvosa, buscando el poblado de San Fernando, se encuentra la primera belleza natural enclavada en el cantón de su mismo nombre, la cascada “Chorro Blanco”.

Cascada Chorro Blanco, Dulce Nombre de María

La quietud de las montañas sólo se ve interrumpida por el agradable sonido del agua que fluye entre depresiones rocosas y cuya magia se conjuga con la cercanía de las nubes, que acarician las alturas a su paso.

La cascada se encuentra a una altura de mil metros sobre el nivel del mar y presenciar su caída es todo un espectáculo.

La conquista

En el corazón del Cantón Chorro Blanco, esta cascada comparte sus cristalinas aguas con otras bellezas naturales, como la cascada “La Consquista” y más abajo con el cañón del Río Sumpul, en donde desembocan sus aguas.

El acceso en vehículo sólo es posible hasta el cantón y, para llegar a estos parajes, es necesario cruzar a pie al menos durante dos horas veredas ocultas entre escasos pinares.

Pero la caminata es muy bien recompensada, pues este destino ecoturístico ofrece a cambio paisajes que reconfortan el espíritu.

Deja un comentario

contadores